Introducción

Tal y como hemos descrito en la Situación contextual y en el Contexto de formación en línea, partimos de una situación en absoluto ideal: una institución que no apuesta con claridad -en forma de recursos y apoyo institucional claro- por el e-learning; docentes sin formación específica en enseñanza virtual, y alumnos poco habituados a la enseñanza virtual que pueden mostrarse sorprendidos, abrumados o decepcionados por el nuevo medio. Se hace imprescindible por lo tanto, en primer lugar, garantizar que todos los aspectos referentes al apoyo al alumno durante la puesta en marcha del programa piloto, funcionan y responden a sus necesidades.

Normas de implementación

La implementación de este modelo requiere la implicación y colaboración de la generalidad de la Universidad. Como en nuestro caso se trata de una redefinición de la estructura de apoyo desde una completamente presencial y poco desarrollada hasta otra establecida en red, pero de alcance más limitado, se necesita afrontar una serie de adaptaciones concretas. El diseñador instruccional se encargará de asesorar a los docentes en la transición del formato presencial al formato virtual

Algunas de las especificidades del entorno virtual que deben tenerse en cuenta son:

  • En el desarrollo del sistema prima el compromiso con el estudiante, y ha de crearse un sistema regulatorio que mantenga una cierta autonomía del sistema de gestión de apoyo ante la institución.
  • En todo sistema, independientemente de su modo de aprendizaje, el estudiante debe de tener a su alcance los recursos necesarios que faciliten su desarrollo personal en todos los aspectos referidos a la vida académica. Si esto no se produce, es la institución quién debe adaptarse y facilitar los recursos.
  • Se hace necesario una persona con conocimientos de diseño instruccional que participe en el sistema de apoyo.
  • Desde el punto de vista en línea, la institución debe verse como un todo coherente; facultades y departamentos, a pesar de que mantengan líneas propias de apoyo, han de mantener la coherencia en el sistema.
  • Debe abrirse un capítulo de presupuesto anual para dotar la creación y el mantenimiento del servicio de apoyo al estudiante. Este presupuesto debe, idealmente, garantizar la autonomía aludida en el primer punto.

Es importante tener en cuenta que el sistema de apoyo al estudiante debe ser exclusivamente virtual; es decir, para que la prueba piloto pueda ser implementada y evaluada correctamente y sin distorsión se debe confiar en la autonomía de sus medios y recursos, tanto de aprendizaje en sí mismo, como de apoyo al aprendizaje en todos los ámbitos definidos en el presente documento. Para lograr este sistema completamente virtual de apoyo, se combinan los recursos ya disponibles en la página web genérica de la universidad (si bien escasos y no pensados para este proyecto piloto) y los recursos y documentos específicos desarrollados por las personas implicadas en el desarrollo del entorno virtual.

Estructura

La estructura del sistema de apoyo al estudiante, por lo tanto, debería abarcar al menos los siguientes aspectos:

  • Apoyo administrativo (Secretaría + Tutoría)
  • Apoyo académico (Docentes + Tutoría)
  • Apoyo técnico (servicio técnico)
  • Apoyo personal (Tutoría)
  • Apoyo laboral (Foros y bolsas de empleo)
  • Creación de comunidad educativa (Foros - que sería apoyo de pares -, comunidades, etc.)


Aunque obviamente es difícil establecer un criterio universalizable, el orden de importancia de estos aspectos podría considerarse decreciente:
  • Lo fundamental, el centro del sistema, debe ser el apoyo académico del estudiante, que asegura el éxito del aprendizaje, y al que deben estar supeditados el resto de sistemas; se incluiría tanto apoyo individual y específico sobre las materias cursadas, como apoyo genérico sobre técnicas de estudio, de gestión del tiempo, etc.
  • En segundo lugar el apoyo institucional, que le permite acceder a los estudios, gestionar la documentación, realizar los pagos necesarios, etc.
  • El apoyo técnico puede resultar igualmente fundamental para el éxito del aprendizaje con TIC, y es por lo tanto igualmente imprescindible, aunque es más fácilmente sustituible por tutoriales o FAQ.
  • Todo sistema de apoyo al estudiante debe tomar en consideración aspectos personales que influyen enormemente en la motivación del estudiante; sin embargo, tratar de estos aspectos no siempre es sencillo, ni procedente, y debe vehicularse a través de mecanismos informales de apoyo que escapan al control de la institución.
  • Por último, el apoyo profesional al alumno, la gestión de prácticas o la creación de bolsas laborales es sin duda muy valorada por los alumnos, pero resulta algo periférica en cuanto función de un programa de formación con TIC.

Por lo tanto, y dada la escasez de medios de que se dispone, lo ideal sería optimizar los esfuerzos y repartir claramente las tareas, de manera que las funciones de cada persona queden claras y que los alumnos sepan claramente a quién acudir en caso de dudas o problemas. Así, se debería constituir un equipo interdisciplinar formado por las personas parcialmente liberadas para la implementación del programa piloto, que actuase coordinadamente pero en el cual las tareas relacionadas con el apoyo a los estudiantes estuviesen claras. Un posible reparto sería el siguiente:

  • Servicio técnico, dedicado a resolver dudas y problemas técnicas - Informático
  • Apoyo administrativo, para problemas de matriculación, convalidación, requisitos previos, etc. - Secretaría / administrativo
  • Apoyo académico y de tutoría para los alumnos de las materias impartidas - Docente 1
  • Apoyo a los docentes de cada materia, cuando no coincidan con los docentes liberados - Docente 2 + Diseñador instruccional
  • Apoyo laboral y creación de comunidad - Autogestionada por los propios alumnos, a partir de una plataforma creada a tal efecto por la Universidad, y solo muy excepcionalmente moderado por el Docente 2.

Fases

Aunque, como hemos apuntado antes, el sistema de apoyo a los estudiantes debe ser constante y estar disponible para ellos de manera continua, es posible idenfiticar distintas fases en el progreso del aprendizaje del alumno, durante las cuales se presentan distintas necesidades:

a) Antes de la experiencia de aprendizaje (información y publicidad, matriculación)

El rasgo definitorio de este momento es que el estudiante aún no ha realizado efectivamente su matrícula, y debe atenderse, por tanto, a que esta se lleve a cabo finalmente. Una estrategia efectiva de captación de estudiantes atenderá a la consecución de información sobre las siguientes variables:

  • Las metas de aprendizaje del estudiante
  • La evaluación de su preparación para el aprendizaje.
  • Sus expectativas sobre el apendizaje en línea
  • Sus habilidades para el aprendizaje en línea.

En la propia portada del sitio moodle que hemos puesto en pie debe aparecer de forma clara y manifiesta el apoyo a los futuros estudiantes, ya que es fundamental para sudecision última sobre su matriculación en la asignatura o no. Además la información de la página debería tender a ofrecer una imagen de implicación personal en el apoyo al estudiante, de compromiso en un desarrollo efectivo de sus expectativas al matricularse.

a.1.) Ayuda en los primeros trámites
Antes incluso de que el alumno sepa si va a matricularse o no en alguna de las asignaturas ofertadas, el sistema de apoyo al estudiante debe de estar ya en funcionamiento.
  • Sin perjuicio de lo que se establezca a tal efecto en la web central de la Universidad debe describirse y explicarse con exactitud el sistema de matrícula, con los requisitos necesarios para el acceso, el calendario con las fechas límite, los precios y las modalidades de pago.
  • El estudiante ha de observar también que es posible dar marcha atrás en el proceso de matrícula hasta una determinada fecha límite, o que está a su disposición la posibilidad de cambio de asignaturas, marcándose también los plazos previstos.
  • Becas y ayudas ofrecidas por la institución, que incluyen también enlaces a páginas gubernamentales y de empresa que puedan ofrecer ayuda financiera al estudiante. El compromiso de la Universidad con el alumno, del que hablábamos más arriba, podría apreciarse por ejemplo, en la abundancia de información, enlaces, soporte en los procedimientos, etc. para la consecución de estas becas y ayudas.

a.2.) Orientación pedagógica
Durante esta primera fase, el sistema (a través de documentos generales o de actuaciones individualizadas) debe poner a disposición del alumno toda la información necesaria referente a:

  • Sistema de evaluación y tipos de examen - Planes docentes de cada asignatura y modelos de cuestionario o de evaluación continua
  • Requerimientos previos - Cuestionarios de autoevaluación en línea que dirigidos a determinar si el estudiante posee el perfil idóneo para el aprendizaje en línea.
  • Concepto y uso del e-learning - Tutoriales en línea explicativos del funcionamiento del e-learning en esta sección de la Universidad
  • Recursos accesibles, catálogos y calendario académico - "Manual del alumno"

b) Fase de acceso

Se caracteriza por la posibilidad ofrecida al estudiante de entrada a los sistemas de aprendizaje en línea. El objetivo prioritario a lo largo de esta fase es ayudar a los estudiantes en el desarrollo de las competencias necesarias para un tipo de aprendizaje en línea, que, según marca el diseñador instruccional, inciden en el desarrollo de capacidades de organización y gestión del tiempo, así como la independencia en el aprendizaje, necesaria para un modelo centrado en el estudiante, el seguido en la Universidad que acoge nuestro diseño.

El canal de instrumentación de este tipo de apoyo reside en un departamento tecno-pedagógico, al frente del cual se sitúa el diseñador instruccional, con la ayuda y apoyo de los demás miembros de la sección.

La gestión de apoyo al estudiante durante esta fase dirige su atención especialmente a:

  • formar al estudiante en estrategias metacognitivas, es decir, técnicas destinadas al éxito en el aprender a aprender, que se plasman aquí en el aprendizaje de los métodos de aprendizaje centrados en el estudiante: metodologías colaborativas, investigación en red, estrategias de elaboración de trabajos, etc. Sería una opción el incluir microcursos voluntarios sobre técnicas de aprendizaje que supongan un laboratorio de prácticas de estas formas y herramientas de aprendizaje.
  • Preparar al estudiante en el empleo de las nuevas tecnologías: herramientas web2.0, espacios virtuales de aprendizaje, etc.
  • Enlaces a la Biblioteca de la Universidad y de sus diversas facultades se encuentran fácilmente accesibles. El alumno espera que pueda consultar al menos revistas electrónicas en línea, y que pueda retirar libros en línea que le sean enviados a su lugar de residencia. Debe existir una guía sencilla de uso de la biblioteca en línea y un correo electrónico que comunique con los responsables de atenderla.
  • Accesibilidad: En esta fase se hace acuciante además el desarrollo de un sistema de aprendizaje en línea adaptado a las necesidades de las personas con discapacidad. La estricta adhesión a las directivas sobre accesibilidad permitirán a las personas ciegas la legibilidad mediante máquinas de los diferentes espacios virtuales de aprendizaje.

c) Durante la experiencia de aprendizaje (apoyos académico, técnico, personal, comunitario)

A lo largo de toda esta fase destaca la importancia de la tutoría académica, el apoyo instruccional, la biblioteca y servicios de red, servicios todos encaminados a fomentar la autonomía del alumno y el desarrollo de sus habilidades. Durante el curso en el que se desarrolla el aprendizaje en línea, probablemente se va a hacer necesaria la presencia de una orientación académica en línea, cuyo fin sea ayudar a elegir al alumno entre los posibles itinerarios formativos que dispone.

En esta fase deben estar en funcionamiento continuo, y ofrecidos de manera visible y clara al alumno, prácticamente todos los aspectos del sistema de ayuda:

  • Ayuda específicamente académica (fundamental para el desarrollo de las asignaturas)
  • Ayuda técnica (en caso de problemas o dudas informáticas)
  • Ayuda personal (tutoría y contacto con sus compañeros para crear sensación de comunidad y evitar el abandono o el cansancio)
  • Ayuda administrativa (por si se producen problemas o dudas con los itinerarios, requisitos, convalidaciones, programas de movilidad, etc.)
  • Apoyo pedagógico (el diseñador instruccional puede seguir contribuyendo en esta fase con el desarrollo de cursos sobre técnicas y redacción de trabajos de investigación, teniendo en cuenta que ya se aproxima la fase en que se le exigirán estas habilidades)

d) Después de la experiencia de aprendizaje (ayuda laboral, fidelización a través de la comunidad)


La transición de la Universidad al mundo laboral marca los rasgos de esta fase, ahora más en aspectos académicos sus intereses de centran en la búsqueda de empleo y en el desarrollo de una vida profesiona. Consideramos que es también deber de la Universidad el implicarse en la coordinación de recursos y el diseño de programas que faciliten este salto al mundo profesional.

El diseñador instruccional, asesorado por organizaciones del mundo de la empresa, se encarga de proporcionar guías para la redacción de curricula, estrategias de búsqueda de empleo, etc. El desarrollo de estas habilidades servirán de gran ayuda al alumno en esta fase. Incluso la oferta de formación continua que profundice sobre estos temas podría ser aprovechado por la Universidad para que el alumno siguiese relacionado con ella. A este respecto se hace necesario, por tanto, un asesoramiento sobre cursos de formación continua que puedan servir para el enriquecimiento del curriculum del alumno.

Se aprecia también la necesidad de crear lazos estables de intercambio Universidad-empresa, de forma que se convierta aquella en un recurso de primera mano para las ofertas de empleo. Para ello se creará una comunidad virtual para alumnos que hayan terminado el aprendizaje, y en la que los docentes y consultores, pero sobre todo los propios alumnos, puedan compartir información, enlaces y conocimientos acerca de salidas profesionales, becas, bolsas de trabajo, etc.

Idealmente, tendrá también espacio por medio de un enlace en nuestro sistema de apoyo la provisión de información sobre organismos universidad-empresa que fomentan la inserción en el mundo laboral de los jóvenes recién licenciados.

e) Evaluación del sistema

El sistema de apoyo en línea que hemos implementado tiene que evaluarse formativamente para poder obtener información sobre el grado de éxito que ha presentado. Normalmente la evaluación en los sistemas de apoyo tiene en cuenta:

  • índices de permanencia del alumnado: abandonos en número elevado son un indicio que nos hará sopesar la eficacia del funcionamiento de nuestro sistema.
  • finalización de estudios: una ratio baja puede ser un síntoma de que el sistema de apoyo e la fase de aprendizaje no discurre adecuadamente.
  • Encuestas de satisfacción del alumnado: de las que pueden extraerse conclusiones muy válidas sobre las experiencias mantenidas con el sistema de apoyo.


Herramientas y recursos

El desarrollo de estas tareas se concreta en la preparación de herramientas y recursos dentro de la propia plataforma, claramente visibles y accesibles para los alumnos:

  • Un apartado específico de Secretaría, atendido por el administrativo encargado del sistema
  • Además, un email específico para dudas burocráticas o administrativas
  • Un foro específico para dudas técnicas, atendido por el informático adscrito al equipo
  • Además, un enlace específico para dudas técnicas
  • Un foro general para cuestiones académicas, problemas de conjunto o dudas personales, atendido por el Docente 1
  • Además, un email específico de tutoría general del conjunto de la plataforma, atendido por el Docente 1
  • Un foro de debate para cada asignatura, para plantear dudas de contenido, atendido por el docente de cada materia, con apoyo del Docente 2
  • Una dirección de email exclusiva para docentes de las materias, atendida por el Docente 2
  • Una comunidad de foros específica para que los alumnos puedan compartir sus experiencias y hablar de temas off-topic (autogestinada, con apoyo del Docente 2)
  • Una comunidad de foros específica para que los alumnos compartan noticias de empleo, prácticas, becas, etc. (autogestinada, con apoyo del Docente 2)


Sería de especial utilidad, por otro lado, plantearse y desarrollar con la suficiente antelación todos los tipos de documentos e informaciones que convendría preparar para responder de manera genérica a las necesidades de los alumnos (FAQ, tutoriales, cuestionarios). Estos debería incluir (aunque no solo) los siguientes:

  • Un dossier genérico sobre la experiencia piloto: extensión, duración, objetivos, expectativas,
  • Dossieres extensos de información previa sobre las asignaturas incluidas en la experiencia piloto: programa, objetivos, actividades, plan docente; prerrequisitos (si existen), público de destino, lugar en el plan de estudios, número de créditos, etc.
  • Tutorial extenso sobre el uso de Moodle, en sus funcionalidades básicas (las instaladas en la versión personalizada de la plataforma)
  • FAQ sobre los problemas técnicos más habituales en el uso de Moodle (incompatibilidades, errores de identificación, pérdida de datos...)
  • Tutorial de uso de los foros (intrucciones técnicas y de contenido)
  • Cuestionarios de satisfacción para alumnos sobre cada materia
  • Cuestionarios de satisfacción para alumnos referente al conjunto de la plataforma
  • Cuestionario de satisfacción para docentes
  • Ejemplos de items y cuestionarios a utilizar.

Además, los miembros del equipo interdisciplinar deben mantener un contacto frecuente y ponerse inmediatamente en comunicación en caso de que exista algún problema que supere las propias atribuciones o que solo pueda ser solucionado mediante la colaboración de varios de ellos (por ejemplo, si un problema inicialmente técnico requiere de soluciones que exigen reordenar o modificar los materiales).

Como ejemplo del sistema de apoyo que proponemos para esta institución, ofrecemos un modelo de "Comunidad de aprendizaje como sistema de apoyo al alumno".



Bibliografía / Webgrafía